Una mirada a la Historia

El Templo del Espíritu Santo y Señor Mueve Corazones comenzó a construirse gracias a la generosidad del matrimonio formado por el Sr. Carlos Hachenbeck y la Sra. Paz Pliego, el 19 de marzo de 1909 (día en que se colocó la primera piedra). La construcción se concluyó y se hizo la bendición del templo en julio de 1910.

En cuanto al origen del Cristo que preside ahora nuestro Templo, existen don versiones. Cuenta una versión que cuando se estaba buscando la imagen para colocarla en algún lugar importante del templo, las personas encargadas visitaron una tienda del centro de la ciudad y encontraron una escultura muy bonita que despertaba mucha devoción, pero el inconveniente era que dicha imagen ya estaba apartada y comprometida para otros compradores. En un acto de verdadera devoción, las encargadas de conseguir la imagen, rogaron al Señor que los primeros compradores no la adquirieran, que “moviera sus corazones” para que la imagen pudiera quedarse en el nuevo Templo. Y así fue, los primeros compradores no la compraron y por ese motivo se le comenzó a llamar “Señor Mueve Corazones”.

La otra versión nos dice que la Sra. Paz Pliego de Hachenbeck mandó esculpir un Cristo Crucificado, y cuando fue a ver al escultor y ya estaba terminada su obra, el Cristo estaba tan bien hecho y movía a tanta devoción que dijo: “Este Cristo, sí que mueve los corazones”.
Los primeros que atendieron el Templo fueron los PP Dominicos, que eran responsables de esta zona por ser ellos los encargados de la Parroquia de la Candelaria. Poco después, el Templo quedó encargado a los Misioneros del Espíritu Santo. Posteriormente el Templo quedó nuevamente sin encargados, y en 1924 se hizo cargo la Mitra de la Arquidiócesis primada de México.

En tiempo de la persecución religiosa (1926 – 29), hay dos hechos relevantes. Se supo que venían a aprender al capellán, el P. Cacho, algunas personas, para evitar la profanación, sacaron el Santísimo y lo llevaron a la casa de la Sra. Micaela Torres y después al Templo de la Coronación (junto al Parque España). El otro hecho nos habla de un grupo de pobres “pepenadores” que vieron que venía el enemigo y sigilosamente se metieron al templo tocaron las campanas y llamaron a las gentes; fue notable el valor con que defendieron a su Capellán; hubo muertos y heridos, los perseguidores entraron al Templo con caballos y con armas de fuego... en el piso quedó la sangre de los mártires.

Fue la Sra. Pliego quien ofreció el Templo al P. General de los Pasionistas, con la condición de que fuera el centro e inicio de una nueva fundación mexicana. En respuesta, el Gobierno General de los Pasionistas aceptó la ofrenda y destinó a esta fundación a los mexicanos PP. Abraham Medina, Hernán y el Hno. Severiano, junto con otros PP. Italianos.
Cuenta una feligrés que cuando ella vino a vivir a Escandón, en 1940, se encontraba de capellán el P. Abraham Medina, y por ese tiempo ella ayudaba a servir desayunos para los niños pobres (unos cien desayunos) a los que se les daba un huevo duro, un bolillo, un plátano y un vaso de leche. Todo a cargo del grupo de la Acción Católica.

En 1946 – 47 vino de Estados Unidos el P. Vitti, también pasionista, y con entusiasmo y fervor levantó mucho el ánimo de la gente, sobre todo con el catecismo, y también organizó la Cruzada Eucarística, trajo a las religiosas pasionistas para que le ayudaran a trabajar con la niñez. El entendimiento del P. Medina y el resto de los padres pasionistas no fue muy bueno, y por esa razón, los superiores invitaron al P. Abraham a retirarse y posteriormente se encomendó la obra de la fundación mexicana a los padres pasionistas italianos.

El 24 de abril de 1947 llegan a México, procedentes de Italia, los PP. Benito Convento y Nazario Gavoto. Se hicieron cargo del Templo y poco a poco comenzó nuevamente la fundación mexicana pasionista.

Antes de que este Templo fuera erigido en Parroquia, se pertenecía a la Parroquia de la Candelaria de Tacubaya. El crecimiento demográfico, las urgentes necesidades pastorales y la carencia de agentes de pastoral, hicieron que el Arzobispo Primado de México, Mons. Miguel Darío Miranda, en 1971, pidiera a los Misioneros Pasionistas que prestaran su Templo para que sirviera como Parroquia para esta zona de la Colonia Escandón.
Mucho habría que contar acerca de las modificaciones que ha sufrido la construcción, ya que en sus comienzos los terrenos de la parroquia ocupaban todos los alrededores, desde Unión hasta Sindicalismo; pero por diversas circunstancias, estos terrenos luego pasaron a ser edificios de departamentos. Estas son simplemente unas pinceladas acerca de la historia de nuestro Templo parroquial. Hay que conocer nuestro pasado para apreciar nuestro presente y mejorar nuestro futuro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ESCRIBE AQUI TUS COMENTARIOS, OPINIONES, QUEJAS Y SUGERENCIAS PARA UN MEJOR SERVICIO EN NUESTRA PARROQUIA.
GRACIAS.

REQUISITOS PARA SACRAMENTOS

MISAS

HORARIOS DE MISAS


LUNES.- NO HAY SERVICIO EN OFICINAS, NI CELEBRACIONES EN EL TEMPLO ** CERRADO**

MARTES A VIERNES.- 7 - 12:00 hrs. y 19:00 hrs.



SÁBADO.- 7 a.m., 18 y 19 hrs.



DOMINGO.- 8 - 9:30 - 11 y 12:30 hrs.



18 y 19:30 hrs.



Confesiones: durante las misas.




JUEVES: 18:00 HRS. HORA SANTA