TEMA 8 CATEQUESIS: NOMBRES E HISTORIA DE LA MISA

CATEQUESIS SOBRE LA EUCARISTÍA 8

NOMBRES E HISTORIA DE LA MISA

PARA COMENZAR

-          ¿Con qué nombres conoces lo que llamamos “misa”?
Los nombres de la misa.Lo que ahora conocemos como “misa”, ha tenido varios nombres a través de la historia de la iglesia. La forma más antigua fue el de “Cena del Señor” (I Cor, 30, 33); también se le conoció como “Fracción del pan” (Lc 24, 30), y como se incluía una parte del rito judío de la oración de “acción de gracias” (en griego: “eucaristía”), también se le llamó “eucaristía”. Fue hasta el siglo IV cuando se fue fijando el nombre de “missa”, palabra que significa “despedida”, para referirse a las palabras con que el sacerdote despedía al pueblo cristiano cuando se terminaba la liturgia eucarística; y así terminó llamándose “misa” a toda la celebración.

Historia de la misa.San Pablo y los evangelios nos informan que la eucaristía se remonta hasta el mismo Jesús. Por I Cor sabemos que hacia el año 55 existe una comida sacrificial cristiana con fracción del pan y con cáliz. La “cena del Señor” es como una reproducción de la misma institución hecha por Jesús, e implica una acción  de gracias (eucaristía). Estos ritos podrían resumirse así: tomar el pan en las manos, bendición o acción de gracias a Dios, la fracción, la distribución, y todo esto repitiendo las palabras originales de Jesús. San Pablo sitúa una comida, en el sentido completo de la palabra, entre la bendición del pan y la del vino; pero lo cierto es que con el tiempo, esta comida se fue dejando para el final, y después desapareció; sólo quedó la acción de gracias y la comunión con las dos especies. Por Hechos 2, 46, debemos suponer que la “fracción” del pan se celebraba en las casas.
Al parecer ese fue el núcleo desde el cual se fue conformando nuestra misa.  No estamos seguros si ya en estos primeros tiempos había una liturgia de la palabra en la celebración. Lo que sí tenemos atestiguado es que, todavía en el siglo I, se pidió que antes de la cena se hiciera una confesión de los pecados para que el sacrificio fuera puro.
San Justino, hacia el año 150, ya describe un orden de la misa con los siguientes elementos: la reunión de los fieles, la lectura de los apóstoles y de los profetas, un discurso del presidente, oración en común, ofrecimiento del pan con el vino y agua, una oración eucarística, la distribución del alimento eucarístico, la colecta para los que menos tienen entregada al presidente para que la reparta. En forma general, podemos decir que ya se tiene el esquema de lo que será posteriormente la eucaristía cristiana.
La redacción de rituales y de las oraciones se fue dando poco a poco, al principio cada región tenía las suyas (Egipto, Antioquia, Roma...) y se fue fijando en textos bien reglamentados, según el año litúrgico. Con el tiempo el Rito Romano se fue imponiendo en casi toda la cristiandad, pero sobreviven hasta el día de hoy algunos ritos diferentes.
 Lo cierto es que con el paso del tiempo, del siglo VI en adelante, los rituales se fueron fosilizando (en latín), de tal manera que la  misa se convirtió en algo que celebraba el sacerdote y solo él entendía, y el resto del pueblo se limitaba a rezar sus devociones mientras el sacerdotes “celebraba”. Fue hasta el siglo XX, con el Vaticano II en que volvimos a tener una eucaristía accesible para todo el pueblo de Dios.


Misioneros Pasionistas
Parroquia del Espíritu Santo y Señor Mueve Corazones
II Vicaria, IV Decanato

Arquidiócesis de México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ESCRIBE AQUI TUS COMENTARIOS, OPINIONES, QUEJAS Y SUGERENCIAS PARA UN MEJOR SERVICIO EN NUESTRA PARROQUIA.
GRACIAS.

REQUISITOS PARA SACRAMENTOS